¿Cuándo conviene constituirse en sociedad o seguir como autónomo?


Una de las cuestiones que nos trasladan nuestros clientes es cuando les conviene seguir como autónomo o bien dar el  paso en convertirse en SL, en este artículo intentaremos  dar nuestra opinión en diferentes puntos.

Partiendo de la base que no existe una formula infalible  y varia mucho del caso en concreto vamos a desglosar una serie de cuestiones que se deben tener en consideración.



1.      Costes de constitución: normalmente el coste que lleva la gestión de un autónomo suele ser bastante inferior al coste de la asesoría de una sociedad por lo que los gastos fijos al iniciar la actividad es bastante más bajo en el autónomo máxime  con la aprobación de la tarifa plana  donde el coste del autónomo se ha reducido drásticamente. Por lo tanto en este punto es más interesante la figura del autónomo.

2.      Responsabilidad :La responsabilidad den autónomo es ilimitada con lo cual en este punto claramente es más beneficioso la constitución den una sociedad  donde la responsabilidad se limita al capital.


3.      Fiscalidad :la figura del empresario particular tributa por el Irpf el cual es un impuesto progresivo donde en los tramos de rentas más bajo puede ser interesante estar como autónomo pero en tramos mayores interesa la sociedad donde el tipo impositivo es fijo, ahora bien esto es así si lo que se pretende es dejar los beneficios en la sociedad en caso de que deseamos es llevarnos todo el beneficio tendremos que realizarlo o bien por nómina o bien mediante dividendos  quedándonos en este supuesto prácticamente igual que como autónomo.

4.      Aportaciones para su creación: Las  sociedades  para su creación   deben aportar  3000 como mínimo  para la constitución del capital social, como autónomo no se debe realizar ninguna aportación.

5.      Acceso a financiación /imagen:En este punto  las sociedades tiene  ventaja  pues a la hora de acceder a la financiación  las cuentas de las mismas suelen ser más claras y asemejarse más a la realidad a causa de sus obligaciones contables, la imagen también es importante y generalmente las sociedades dan una impresión de mayor profesionalidad lo cual a la hora de  generar negocio puede serle interesante.

Por lo tanto a la hora de empezar sería  por regla general más interesante empezar como autónomo y una vez nuestro negocio se consolide  pasar a una sociedad, no obstante como comentamos al inicio del post se debe tener en consideración cada  caso  en particular .

Comentarios

Entradas populares de este blog

¿Cuándo prescriben las deudas?

Multas en zona azul, legal o ilegal

Derechos y obligaciones del arrendador y arrendatario