Diferencias entre responsabilidad contractual y extracontractual

 La distinción entre la responsabilidad contractual y la delictual
Se ha dicho ya que uno de los significados de la expresión responsabilidad se produce cuando afecta a las consecuencias derivadas del incumplimiento de un contrato que ligaba a las partes . Deben fijarse, por tanto, algunos criterios que permitan distinguir ambos tipos de responsabilidad.
 La distinción entre responsabilidad contractual y extracontractual
Cuando se produce el incumplimiento de una obligación derivada de un contrato, existe la necesidad de exigir el cumplimiento de un interés individual, el del acreedor, que puede pedir al deudor incumplidor el resarcimiento de los perjuicios que el incumplimiento le ocasionó. Existe, por tanto, un deber previamente pactado, existe una relación jurídica previa y el sistema de responsabilidad derivado del contrato tiene como finalidad asegurar al perjudicado el beneficio que se buscó con la obligación pactada (SSTS 9 marzo 1983 y 10 junio 1991).
En cambio, el sistema de responsabilidad extracontractual sólo se refiere a la compensación de lesiones producidas por acciones u omisiones no debidas. En el primer caso, el interés protegido es el del contrato; en el segundo, existen muchos intereses protegidos, los que tienden a asegurar el resarcimiento de daños en las personas y en las cosas.
La distinción entre estos distintos ámbitos de responsabilidad se basa en los intereses protegidos por cada uno de los sistemas.
La razón de la distinción es de orden práctico, puesto que el plazo de prescripción de las acciones es distintos: quince años, si se trata de responsabilidad derivada de contrato (art. 1964 C.C.), y un año, en la extracontractual (art. 1968-2 C.C.). Además, hay que tener en cuenta los temas de la aplicación de la solidaridad en la pluralidad de responsables en la responsabilidad extracontractual, que no se produce en la civil; las cláusulas de exoneración de responsabilidad y los problemas de responsabilidad por auxiliares en el cumplimiento de la obligación derivada de contrato, etc.
Por ello, el problema se plantea en torno a la posibilidad o no de acumular las acciones en aquellos casos en que la frontera no aparezca de forma nítida, que debe resolverse en favor de la tesis de la acumulación. A no ser que aparezca clara la distinción.

Fuente tirant.

Comentarios

Entradas populares de este blog

¿Cuándo prescriben las deudas?

Prescripción delitos

Multas en zona azul, legal o ilegal