Follow by Email

Compartir

Facebook

martes, 12 de marzo de 2013

La Alcoholemia y sanciones


Para todos nosotros es conocido que  consumo de alcohol reduce la  capacidad de conducción, provocando así el deterioro de la atención,  las funciones visuales y auditivas, aún cuando sea en cantidades muy bajas. En consecuencia aumenta el riesgo de que la persona puede sufrir un accidente.

Pero  también debemos aclarar que  dicho consumo no afecta a todas las personas de la misma forma. Lo que si es obvio es que a todos nos afecta en cierta medida.  Sabemos que por cada incremento del nivel de alcohol en el organismo se produce un incremento paralelo de sufrir un accidente, independientemente de las condiciones del individuo.

No obstante, tenemos que analizar los distintos factores que hace que en una persona el consumo de alcohol tenga o no mayor incidencia, y ellos son los siguientes:
1-La cantidad y la graduación del alcohol 2-El peso de la persona 3- El tiempo transcurrido desde la ingestión de la bebida alcohólica  4-La alimentación 5-La edad 6- Está demostrado que los menores de 25 años y los mayores de 60 son más vulnerables a los efectos que produce el alcohol 7-Sexo y naturaleza de las personas, ya que  los hombres suelen aguantar más que las mujeres 8- La fatiga, el sueño o el cansancio 9- La combinación con drogas o medicinas.
Que es la alcoholemia
La alcoholemia es la cantidad de alcohol que tras ser ingerido se encuentra en la sangre,  y será proporcional a la cantidad que se beba de la misma. En ayunas, la máxima alcoholemia se alcanza entre 15 y 30 minutos. Si el alcohol se toma durante las comidas, este nivel máximo tarda entre 1 y 3 horas en alcanzarse.

La alcoholemia continuará aumentando  a medida que se continúe ingiriendo la sustancia . Son necesarias varias horas para que la alcoholemia baje a cero, siempre que se haya dejado de beber.

En nuestro país las tasa máximas de alcohol permitidas son las siguientes:
Población general de conductores: 0,5 gr/l en sangre ó 0,25 mg/l en aire espirado.
A los conductores durante los dos primeros años del permiso de conducir: 0,3 gr/l en sangre ó 0,15 mg/l en aire espirado

¿Como se desarrolla un control de alcoholemia ?
1. todos los conductores están obligados a seguir todos los requerimientos de los agentes cuando se les da el alto. Si  se niegan a realizar la prueba podrían incurrir en un delito tipificado en el artículo 383 del CódigoEl conductor que, requerido por un agente de la autoridad, se negare a someterse a las pruebas legalmente establecidas para la comprobación de las tasas de alcoholemia y la presencia de las drogas tóxicas, estupefacientes y sustancias psicotrópicas a que se refieren los artículos anteriores, será castigado con la penas de prisión de seis meses a un año y privación del derecho a conducir vehículos a motor y ciclomotores por tiempo superior a uno y hasta cuatro años.
2. El  agente  proporcionará una boquilla para soplar en el etilómetro de muestreo.
3. Si  la tasa sea superior a la permitida por ley , la prueba se tendrá que repetir.  Pero entre una prueba y otra deben pasar como mínimo   10 minutos.
4.- Si la tasa en una segunda prueba resulta ser  inferior a la permitida el conductor puede marcharse.  Si por el contrario vuelve a superar los índices permitidos el agente comenzará a realizar la denuncia.
5-Si el conductor no esta de acuerdo con el resultado de la prueba puede solicitar ir a un hospital donde se le realizará un análisis de sangre. En el caso de que estos análisis resulten positivos, debe pagar el importe correspondiente .
Consecuencias
 En el caso de que el conductor de positivo en la prueba de la alcoholemia, los agentes pueden proceder a inmovilizar el vehículo  si supone un obstáculo para la circulación. También podrá inmovilizarse el vehículo en los casos de negativa a efectuar las pruebas de detección alcohólica. Los gastos que pudieran ocasionarse por la inmovilización, traslado y depósito del vehículo serán de cuenta del conductor o de quien legalmente deba responder por él.
 Si la tasa de alcohol que diéramos pudiera dar lugar a la comisión de un delito, la policía puede optar por llevarnos a comisaría para prestar declaración.

1.- Sanción Administrativa
Para las infracciones muy graves se interpondrá una multa  junto con la suspensión del permiso de conducir  por el período establecido.

2.- Delito
Según el Código penal se considera delito la conducción bajo los efectos del alcohol con una tasa superior al 0,60 mg/l en aire espirado o con una tasa de alcohol en sangre superior a 1,2 g/l.
Será castigado con la pena de prisión de tres a seis meses o a la de multa de seis a doce meses y trabajos en beneficio de la comunidad de treinta y uno a noventa días, y, en cualquier caso, a la de privación del derecho a conducir vehículos a motor y ciclomotores por tiempo superior a uno y hasta cuatro años.

AL Abogados
Info@alyabogados.es





No hay comentarios:

Publicar un comentario