Follow by Email

Compartir

Facebook

lunes, 4 de marzo de 2013

¿Reinserción social en España posible o utopía?


Hola  a todos, hoy les traigo un artículo que  para mí por lo menos me parece muy interesante, en el se habla de datos objetivos de la realidad penitenciaria  de España, si se consigue el ansiado fín que es la reinserción o simplemente como me dijo en su día un compañero y ahora amigo:" la prisión es la universidad del crimen"
Este artículo me lo facilito una compañera y por ello le doy las gracias


En el artículo 25.2 de la constitución española se dispone que las penas privativas de libertad y las medidas de seguridad estarán orientadas hacia la reeducación y la reinserción social. El condenado a una pena de prisión gozará de TODOS los derechos fundamentales reconocidos en la Constitución, exceptuando aquellos que se vean limitados por el contenido de la sentencia  condenatoria, los limitados por el sentido de la pena y/o por la ley penitenciaria.


En España actualmente  hay una cifra de reclusos que ronda los  69.266, por ello se hace  necesario un sistema penitenciario que  busque e implante  todos los medios necesarios para conseguir  el fin del cual hablamos hoy, la reinserción en la sociedad. Para ello es necesario  ayudar al delincuente a dejar los hábitos que lo llevaron a delinquir y su readaptación  para que  vuelva a ser aceptado por la sociedad como una ciudadano más. Los únicos problemas con los que se encuentran las personas al salir de prisión no solo son a la hora de buscar trabajo sino también con su familia y amigos.

La LOGP considera el trabajo como un derecho y un deber del interno. Los centros penitenciarios disponen de talleres donde los internos pueden realizar trabajos productivos retribuidos ya que todo  el trabajo productivo debe ser remunerado.

Aún teniendo unos salarios muy bajos, hay mucha demanda en las prisiones para obtener un trabajo ya que este trabajo no solo conlleva una pequeña remuneración mensual sino que además proporciona ventajas a la hora de evaluar su comportamiento en la cárcel y posiblemente conseguir una reducción de condena

Además de los cursos de formación para el empleo también realiza ciclos formativos de grado medio que desarrolla a través de convenios con diferentes Comunidades Autónomas. Al finalizar estos cursos, los reclusos obtienen el título profesional correspondiente al tratarse de formación reglada.


Los jueces, cuando las penas privativas de libertad son inferiores a dos años, tienen la facultad de suspender la ejecución de la condena, atendiendo fundamentalmente a la nula peligrosidad y al historial delictivo del condenado y siempre que éste no vuelva a delinquir en el plazo fijado por el juez.

Podemos decir que el trabajo es valorado ante todo y sobre todo por los reclusos como una forma de obtener dinero. Y es que es necesario que desde el primer día de prisión se comiencen a realizar actividades que permitan adaptarlos para el día que salgan en libertad.

Pero cómo sabemos si una persona se ha reinsertado pues cuando es capaz de sobrevivir ganándose la vida honestamente y manteniendo relaciones con la comunidad donde vive.

No obstante cuando el condenado sale a la calle, es decir cuando ha cumplido su pena no existe un seguimiento, por ello no podemos dejar de mencionar las cifras que nos proporcionan las Instituciones Penitenciarias y es que en España el 55% de los presos vuelven a reincidir. La consecuencia de ello a día de hoy se plantea por  la falta de recursos económicos, o en los casos de adicciones por la ausencia de programas de desintoxicación.  Lo que demuestra que existe una falta de coordinación entre los sistemas presentes para una ayuda específica al ex reo. Y es que por poner un  ejemplo en 4% de los agresores sexuales condenados  y tratados son reincidentes.

Espero que la información le sea de su interés a mi por lo menos me resulta interesante saber que  es un porcentaje relativamente bajo los que se logran reinsertar, esperemos que vaya cambiando la mecánica, como siempre pido que compartan, si conocen a personas que le pueda interesar y comentar, un saludo y hasta pronto.


AL Abogados
Ania Gonzalez
info@alyabogados.es






4 comentarios:

  1. Hola,Sr. Lozaro

    Me ha parecido bastante interesante el artículo, soy estudiante de criminología en la universidad de Murcia y obviamente por vocación estos temas me interesan.
    El problema de la reinserción social es más complejo de lo que parece, ya que no solo tiene un componente meramente jurídico o de recompensa, sino muchos matices en los cuales, entran en juego factores extrinsecos al individio recluso, el más importante el labelling aproach (etiquetamiento social) que ejerce el tejido social, así como la valoración del trabajo y las esperanzas que tenga la gente y la máquina estatal sobre el ex-recluso.

    No obstante el hecho de que una persona vuelva a delinquir y vuelva a comener actos delictivos no creo que se consiga con un trabajo remunerado o no ya que un tratamiento general es menos eficaz que el tratamiento especial, que es más amplio y más caro por ello no se aplica.

    El tratamiento, como digo, ha de ser individualizado y estudiar al suejeto indagando en el porqué de su acto y analizar todos los factores biológicos y ambientales de sus actos.

    Gracias por dejarme opiar y espero una respuesta mi comentario,gracias.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Antes que nada, gracias por el comentario, y si estoy de acuerdo la reinserción social es bastante compleja, el trato en prisiones se hace de manera individualizada o al menos eso se pretende, desde la clasificación del interno( vease, primer segundo, o tercer grado hasta llegar a libertad condicional) el problema yo lo veo o lo entiendo que no se prepara al sujeto para vivir en libertad o para reinsertarse, quizás por infraestructura, pues las prisiones españolas estan saturadas, o simplemente porque el sistema no funciona, tengo amigos que trabajan en prisiones me han contado cosas cuanto menos "curiosas", trabajan muchas veces con medios escasos casi nulos, con eso quiero ahondar, y hacer una pequeña crítica a un sistema que desde mi punto de vista no funciona y es mejorable, quizás llevando un control posterior al sujeto una vez sale de prisión o simplemente haciendo un cambio de sistema, quizás deberíamos hacernos una pregunta, ¿ que sistema tiene un indice de reinserción mas alto, que hacen diferente a nosotros?, sin ir mas lejos leí hace un tiempo que España no tiene un indice muy elevado de criminalidad, pero si tiene un sistema penitenciario bastante saturado, bueno paro ya que me enrollo mucho, de nuevo gracias por su comentario, un saludo

      Eliminar
  2. ¿Un 55%?
    No conocía el dato y hace pensar, pero estoy contigo en que es necesario un seguimiento posterior para poder sacar más conclusiones sobre esta cifra.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Marta, yo cuando leí el dato me he quedado algo frío, pero bueno quizás es que no se están haciendo las cosas bien o simplemente el "penado" entra en un ciclo delictivo que le resulta muy complicado salir, como dije un amigo que trabaja en prisiones me lo comento, "la prisión es la universidad del delincuente" pues haces unos "contactos" que antes no tenías, no se si me explico, no obstante hay supuestos reales de reinserción social, pero la cifra que traje a colación es bastante elevada y considero que se puede y debe mejorar.
      Un saludo Marta y gracias por el comentarío

      Eliminar