Follow by Email

Compartir

Facebook

sábado, 13 de abril de 2013

Clasificación de los créditos

Los créditos se clasificarán, para su graduación y pago, por el orden y en los términos que en el Código Civil se establecen. En caso de concurso, la clasificación y graduación de los créditos se regirá por lo establecido en la Ley Concursal.
referencia entre bienes muebles  Con relación a determinados bienes muebles del deudor, gozan de preferencia: 1-Los créditos por construcción, reparación, conservación o precio de venta de bienes muebles que estén en poder del deudor, hasta donde alcance el valor de los mismos
 2-Los garantizados con prenda que se halle en poder del acreedor, sobre la cosa empeñada y hasta donde alcance su valor
3-Los garantizados con fianza de efectos o valores, constituida en establecimiento público o mercantil, sobre la fianza y por el valor de los efectos de la misma.
4-Los créditos por transporte, sobre los efectos transportados, por el precio del mismo, gastos y derechos de conducción y conservación, hasta la entrega y durante treinta días después de ésta.
5-Los de hospedaje, sobre los muebles del deudor existentes en la posada.
6-Los créditos por semillas y gastos de cultivo y recolección anticipados al deudor, sobre los frutos de la cosecha para que sirvieron.
7-Los créditos por alquileres y rentas de un año, sobre los bienes muebles del arrendatario existentes en la finca arrendada y sobre los frutos de la misma.
Si los bienes muebles sobre que recae la preferencia hubieren sido sustraídos, el acreedor podrá reclamarlos de quien los tuviese, dentro del término de treinta días contados desde que ocurrió la sustracción.                                                                                                                                                                                                                                                                       

Preferencia entre los  bienes inmuebles y derechos reales
Con relación a determinados bienes inmuebles y derechos reales del deudor, gozan de preferencia:
1-Los créditos a favor del Estado, sobre los bienes de los contribuyentes, por el importe de la última anualidad, vencida y no pagada, de los impuestos que graviten sobre ellos.
2-Los créditos de los aseguradores, sobre los bienes asegurados, por los premios del seguro de dos años; y, si fuere el seguro mutuo, por los dos últimos dividendos que se hubiesen repartido.
3-Los créditos hipotecarios y los refaccionarios, anotados e inscritos en el Registro de la Propiedad, sobre los bienes hipotecados o que hubiesen sido objeto de la refacción.
4-Los créditos preventivamente anotados en el Registro de la Propiedad, en virtud de mandamiento judicial, por embargos, secuestros o ejecución de sentencias, sobre los bienes anotados, y sólo en cuanto a créditos posteriores.
5-Los refaccionarios no anotados ni inscritos, sobre los inmuebles a que la refacción se refiera, y sólo respecto a otros créditos distintos de los expresados en los cuatro números anteriores.                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                           .                                    
Demás bienes muebles e inmuebles 
Con relación a los demás bienes muebles e inmuebles del deudor, gozan de preferencia:                                                                                                                                     1-Los créditos a favor de la provincia o del Municipio, por los impuestos de la última anualidad vencida y no pagada.
 2-Los devengados:
Por los funerales del deudor, según el uso del lugar, y también los de su cónyuge y los de sus hijos constituidos bajo su patria potestad, si no tuviesen bienes propios.
Por gastos de la última enfermedad de las mismas personas, causados en el último año, contado hasta el día del fallecimiento.
Por los salarios y sueldos de los trabajadores por cuenta ajena y del servicio doméstico correspondientes al último año. 
Por las cuotas correspondientes a los regímenes obligatorios de subsidios, seguros sociales y mutualismo laboral por el mismo período de tiempo que señala el apartado anterior, siempre que no tengan reconocida mayor preferencia con arreglo al artículo precedente.
Por anticipaciones hechas al deudor, para sí y su familia constituida bajo su autoridad, en comestibles, vestido o calzado, en el mismo período de tiempo.
 3-Los créditos que sin privilegio especial consten:
En escritura pública.
-Por sentencia firme, si hubiesen sido objeto de litigio.
Estos créditos tendrán preferencia entre sí por el orden de antigüedad de las fechas de las escrituras y de las sentencias. No gozarán de preferencia los créditos de cualquiera otra clase, o por cualquiera otro título, no comprendidos en los apartados anteriores.
                                                                                                                                         
Prelación de los créditos 
Los créditos que gozan de preferencia con relación a determinados bienes muebles, excluyen a todos los demás hasta donde alcance el valor del mueble a que la preferencia se refiere. Si concurren dos o más respecto a determinados muebles, se observarán, en cuanto a la prelación para su pago, las reglas siguientes:
-El crédito pignoraticio excluye a los demás hasta donde alcance el valor de la cosa dada en prenda.-En el caso de fianza, si estuviere ésta legítimamente constituida a favor de más de un acreedor, la prelación entre ellos se determinará por el orden de fechas de la prestación de la garantía.                                                                                                                                                                        -Los créditos por anticipo de semillas, gastos de cultivo y recolección, serán preferidos a los de alquileres y rentas sobre los frutos de la cosecha para que aquéllos sirvieron.                                                      
-En los demás casos el precio de los muebles se distribuirá a prorrata entre los créditos que gocen de especial preferencia con relación a los mismos.
Los créditos que gozan de preferencia con relación a determinados bienes inmuebles o derechos reales, excluyen a todos los demás por su importe hasta donde alcance el valor del inmueble o derecho real a que la preferencia se refiera. Si concurrieren dos o más créditos respecto a determinados inmuebles o derechos reales, se observarán, en cuanto a su respectiva prelación, las reglas siguientes:
-Serán preferidos, por su orden, los expresados en los números 1 y 2 del artículo 1.923  del Código civil a los comprendidos en los demás números del mismo.

  
                                                                                                                                                                      
-Los hipotecarios y refaccionarios, anotados o inscritos, que se expresan en el número 3 del citado artículo 1.923 y en los comprendidos en el número 4 del mismo, gozarán de prelación entre sí por el orden de antigüedad de las respectivas inscripciones o anotaciones en el Registro de la Propiedad.                                                                                                                                         -Los refaccionarios no anotados ni inscritos en el Registro a que se refiere el número 5 del artículo 1.923, gozarán de prelación entre si por el orden inverso de su antigüedad.
Pagados los créditos preferentes
El remanente del caudal del deudor, después de pagados los créditos que gocen de preferencia con relación a determinados bienes, muebles o inmuebles, se acumulará a los bienes libres que aquél tuviere para el pago de los demás créditos.
Los que, gozando de preferencia con relación a determinados bienes, muebles o inmuebles, no hubiesen sido totalmente satisfechos con el importe de éstos, lo serán, en cuanto al déficit, por el orden y en el lugar que les corresponda según su respectiva naturaleza.
Créditos no preferentes
Los créditos que no gocen de preferencia con relación a determinados bienes, y los que la gozaren, por la cantidad no realizada o cuando hubiese prescrito el derecho a la preferencia, se satisfarán conforme a las reglas siguientes:
Por el orden establecido en el artículo 1.924 de código .
Los preferentes por fechas, por el orden de éstas; y los que la tuviesen común, a prorrata.
Los créditos comunes a que se refiere el artículo 1.925, sin consideración a sus fechas.


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada